08 Sep

¿Qué deporte es más adecuado para nuestros hijos?

¿Qué deporte es más nuestros hijos?

Con la vuelta a las clases, queremos complementar las horas lectivas con la realización de actividades deportivas de nuestros hijos.

Con tantas posibilidades para que practiquen, en muchos casos resulta difícil decidir qué es lo más apropiado o si es el momento adecuado para su desarrollo.

Realizar deporte es muy positivo y recomendable desde su más temprana edad por las siguientes razones:

  • Bueno para su forma física: Adquieren una mejora de coordinación de movimientos, mayor resistencia y fortaleza, prevención de la obesidad y potenciación de la salud. Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.
  • Mejora su autoestima: Les ayuda abrirse a los demás, superar la timidez, sentirse más seguros de sí mismos y a aceptar sus limitaciones.
  • Forma sana de ocio: Esto es muy importante de cara a la adolescencia para prevenir el abuso de prácticas sedentarias como estar con el ordenador o el Smartphone, jugar a los videojuegos o ver la televisión.
  • Facilitan las posibilidades de socialización: aprenden a trabajar en equipo, en los deportes grupales, para conseguir una meta común, así como fomentar la necesidad de colaborar por encima del individualismo.
  • Puede corregir posibles defectos físicos y posturales.
Realizar deporte es muy positivo y recomendable desde su más temprana edad.

Es muy recomendable que se el niño sea quien elija el deporte que más le guste, para facilitar entrar en la dinámica de practicarlo.

DESDE EL NACIMIENTO A 3 AÑOS:

En esta etapa el cuerpo no está formado y se encuentra en pleno desarrollo. Es por eso que es muy importante estimularles con juegos, masajes y también es altamente recomendable iniciarles en la natación (En muchos caso, prácticamente desde que nacen) ya que es muy recomendable para su desarrollo psicológico, psicomotriz y fisiológico, así como porque favorece el aumento de su coeficiente intelectual.

DE 3 A 5 AÑOS:     

En este periodo se comienza la edad escolar y para estas edades lo recomendable es practicarlo 3 veces por semana, con una intensidad de 60 minutos diarios, previa consulta al pediatra (por si padeciera algún problema respiratorio o físico.). Lo importante es que los niños practiquen actividades que les predispongan a que en el futuro quieran practicar deporte.

Al igual que en el intervalo anterior, también es recomendable la natación ya que se trabajan todos los aspectos importantes para el desarrollo del niño: coordinación, resistencia, disciplina, relación entre esfuerzo y resultado. Es muy aconsejable para corregir problemas posturales.

DE 5 A 9 AÑOS:

A esta edad sus cuerpos ya están más desarrollados y las actividades que realicen a esta edad les dará una base importante para el futuro, además ya están capacitados para realizar disciplinas más organizadas o formales, aunque con gran vigilancia y sin pretender el agotamiento. Hay que tener en cuenta que el cuerpo de un niño no está preparado para soportar la misma exigencia física que el de un adulto, por lo que conviene mantener la actividad deportiva respetando unos límites que no lleguen a la fatiga (tanto mental como física) ya que sería contraproducente.

Estas actividades les estimularan física, social y psicológicamente, siendo muy beneficioso para su desarrollo psicomotor: mejorar la coordinación y la resistencia, prevenir la obesidad, aumentar la autoestima y aprender a trabajar en grupo.

Es importante que practiquen varios deportes para que puedan elegir libremente después el que más le guste, ya sea individuales o de grupo.

Individuales:

Promueven el trabajo del aspecto más psicológico y los principales serían:

Es un deporte estupendo para compartir momentos en familia y favorece la agilidad, la coordinación y la resistencia.

– Gimnasia rítmica. Favorece principalmente la flexibilidad y la disciplina. Se recomienda practicar de manera moderada para evitar consecuencias indeseadas sobre un cuerpo que se encuentra en desarrollo.

– Esquí. Es un deporte que mejora el equilibrio y fortalece la musculatura y se convierte en una base ideal a partir de la cual después les será mucho más fácil y natural aprender y adaptarse a otros materiales y técnicas. También puede ser realizado en familia y pone en contacto al niño con la naturaleza.

– Judo/kárate/Taekwondo. Practicar artes marciales es muy beneficioso, y es muy recomendable, para la coordinación, la disciplina, la autoestima y la relación con otros niños. Son actividades progresivas que se adaptan fácilmente a la evolución de cada niño.

– Natación. Se trabajan aspectos importantes como la coordinación, resistencia, disciplina o la relación con otros compañeros, por lo que nuevamente vuelve a ser muy recomendable. Este deporte es muy completo y tiene la ventaja de que posiblemente en edades anteriores ya empezó a practicarlo. Además, puede corregir y prevenir problemas posturales como la escoliosis o la hipercifosis.

– Tenis.Proporciona resistencia y potencia, a la vez que favorece la coordinación visual-manual. Es un deporte técnicamente exigente y completo, que tiene como inconveniente tiene el inconveniente que desarrolla fundamentalmente sólo un lado del cuerpo y es difícil mantener un equilibrio, por lo que puede dar lugar a problemas futuros. Se recomienda su práctica en grupos pequeños y con monitor especializado.

De grupo:

Facilitan las posibilidades de relacionarse y estimulan la coordinación y el sentido de organización de grupo. Los más destacables son fútbol, balonmano, baloncesto, voleibol, etc.

Es importante que se practiquen como un juego, sin ningún tipo de competición (Por ejemplo, el principal inconveniente de fútbol es que muchas veces, el ámbito de su alrededor es excesivamente competitivo promovido incluso por los propios familiares), ya que el objetivo es que aprendan, se desarrollen y se diviertan.

DESDE LOS 10 AÑOS HASTA LA ADOLESCENCIA.

Es una de las etapas de la vida en la que el cuerpo sufre los cambios más radicales como puede ser la pubertad, ya que supone el paso de niño a adulto. Los músculos están en pleno proceso de formación, y es por eso que sigue siendo muy importante practicar deporte para conseguir que el desarrollo sea óptimo. Además, el deporte es una herramienta para ayudar a conocer su cuerpo, que está en continuo cambio.

Llegando a esta etapa, es importante considerar si el/los deporte/s que practica quiere llevarlos a un siguiente nivel y convertirse en todo un deportista de élite y empezar a competir en alguna disciplina. (Siempre que el niño quiera y a los padres les parezca apropiado). En la mayoría de los deportes, la edad apropiada para iniciar las competiciones serían los 11/12 años (En el caso del ciclismo, debido a su intensidad, se retrasaría a los 18 años).

A parte de los deportes recomendados en el periodo anterior, debido al desarrollo del cuerpo en esta edad, se pueden incluir el atletismo (Antes no sería indicado según los pediatras). El atletismo se trata de una práctica muy completa, que a parte del beneficio físico, colabora con el desarrollo de la autonomía personal y la autoestima.

Por encima de todo debe ser el niño, dentro de unos límites, el que elija el deporte o deportes que va a practicar. En muchos casos, vendrá influenciado por sus amigos, los medios de comunicación, el entorno que le rodea, etc. Pero recordad que sea cual sea la motivación, el deporte favorece el buen desarrollo físico y mental, además de otros beneficios como la integración social.

Esperamos que con este artículo hayamos podido aclarar vuestras dudas y la toma de decisión se mucho más fácil.

A %d blogueros les gusta esto: