28 Jul

Cinco deportes para practicar en verano:

Hacer deporte al aire libre durante el invierno es complicado. Con la llegada del buen tiempo apetece más salir a la calle y dejar atrás los gimnasios. Olvidar las numerosas capas de ropa por ropa más ligera y corta. Con el verano abandonas tu rutina de entrenamiento para disfrutar del tiempo libre en playas y piscinas.

Y aunque hacer deporte en verano puede resultar poco atractivo debido a las altas temperaturas o por considerar esta época más propicia para el descanso, existen algunas modalidades que permiten realizar ejercicio de una manera divertida además de agradable, disfrutando al mismo tiempo del clima veraniego. Mantenerse en forma durante el verano es fácil practicando alguno de los siguientes deportes.

1. Natación

Las piscinas y las playas suelen ser uno de los lugares más concurridos durante el verano, ya que a casi todos nos gusta refrescarnos en verano.

Pero también sirven para hacer ejercicio: nadar es un deporte sencillo que puede realizar prácticamente cualquier persona, incluso quienes tienen problemas de artritis o las mujeres embarazadas, ya que el peso de un cuerpo se reduce a su 10 por ciento al estar sumergido en agua, lo que hace que realizar ejercicio sea mucho más fácil. Los beneficios de la natación son sobre todo musculares (mejora aspectos como la flexibilidad, la fuerza o la resistencia) pero también cardiovasculares.

Nadar en la piscina no presenta grandes riesgos, pero para los baños en mar abierto se deben seguir algunas medidas de seguridad básicas: las banderas de las playas indican si el estado del mar permite o aconseja el baño; tampoco es aconsejable alejarse demasiado de la orilla de la playa para evitar perderse o sufrir algún accidente. En cualquiera de los casos, los niños deben estar en constante vigilancia para evitar accidentes en la medida de lo posible.

2. Pádel

Este deporte de palas se aprende rápidamente y permite quemar calorías, a la par que resulta divertido para practicar junto a otras personas. El pádel consiste en tratar de que el rival no devuelva la pelota a nuestra pista antes de botar por segunda vez. Cada uno de los jugadores va equipado con una pala reglamentaria, y los partidos se disputan en pistas adaptadas especialmente para este deporte. Todo ello hace que cualquier persona pueda practicarlo con independencia de su edad.

Los beneficios del pádel son diversos: aparte de la quema de calorías, también sirve para tonificar y fortalecer los músculos, mejorar el sistema respiratorio o fortalecer el corazón. Al permitir un progreso rápido, además tiene efectos sobre el ánimo y la autoestima, así como sobre las relaciones sociales.

3. Senderismo

Caminar es una de las formas más sencillas de realizar ejercicio que ayuda a mejorar la tonificación de los músculos o el sistema cardiovascular. El senderismo puede resultar así una forma alternativa de practicar deporte, aprovechar el buen tiempo y contemplar la naturaleza al mismo tiempo. Según los expertos caminar unos 45 minutos al día es suficiente para mantenerse en buena forma.

4. Vóley-playa

En la playa no sólo se puede realizar ejercicio en el agua. En la arena también tenemos posibilidades para hacer deporte. Un buen ejemplo de ello es el vóley-playa. Una variante que cuenta con beneficios añadidos al realizarlo sobre la arena: este terreno dificulta el movimiento, lo que supone un mayor trabajo tanto de piernas como del tren superior.

Muchas de las playas cuentan con redes para practicar este deporte, por lo que es una buena forma de practicar ejercicio sin tener que desplazarse hasta un lugar concreto o que requiera un coste en materiales más allá del balón. Lo pueden practicar todo tipo de personas y se puede jugar tanto de forma intensa como relajada, en familia o con amigos.

5. Surf

Otro de los clásicos del verano. Ya hay muchísima gente que practica de verdad este deporte que, se dice, fue traído desde las islas de la Polinesia hasta Hawái, desde donde se catapultó al resto del mundo. La definición de “deslizarse por las olas con una tabla” es apenas una definición simplista cuando vemos lo que hacen verdaderos profesionales de este deporte.

Al igual que el piragüismo, hay una gran oferta de campamentos y clases orientadas  a aprender a manejar la tabla, dirigidas tanto a adultos como a niños. Debemos tener cuidado y seguir unas medidas de seguridad básicas como en todos los deportes que practiquemos en el mar, así como con los posibles golpes con nuestra tabla o la de otros surfistas.

 

Recordad que debido a las altas temperaturas de la época estival, es recomendable realizar nuestra actividad física  en las primeras horas de la mañana o en las últimas horas de la tarde e incluso por la noche en la medida de lo posible. Si realizamos nuestra actividad en las horas centrales del día, es importante seguir algunas medidas básicas como ponerse una gorra o gafas de sol, utilizar protección solar y llevar abundante agua u otra fuente de hidratación.

Calderon Sport ¡NOS GUSTA EL DEPORTE!

A %d blogueros les gusta esto: