04 Dic

Consejos para compensar los excesos navideños

excesos navideños

Excesos navideños, consejos para compensarlos.

Las navidades son tiempo de reuniones familiares, comidas copiosas, celebraciones. Los excesos navideños son algo que está a la orden del día en esta época. Por eso desde Calderon Sport os traemos una serie de consejos para que de estas navidades solo os quedéis con los buenos momentos y con ningún kilo de más.

Ante todo no debemos dejar de disfrutar de estos buenos momentos, y sentirnos culpables por estos excesos. Es mucho mejor que aprendamos a compensar esos excesos antes que dar un cambio de 180º a nuestra dieta cuando llegue el año nuevo para “recuperarnos” de esos excesos navideños.

Planificar días anteriores y posteriores.

Si ya sabemos que días tenemos una comida especial, como puede ser la cena de noche vieja. Podemos planificarnos los días anteriores y posteriores para así compensar la cantidad extra de calorías ingeridas en la misma.

Si bien no es la manera más recomendable, podemos compensar así parte de nuestros excesos navideños. Recordad que debemos reducir principalmente el aporte calórico por parte de las grasas e hidratos de carbono.

Recordad que en nuestro artículo de alimentación en invierno podéis encontrar información que os puede ser útil a la hora de hacer esa planificación.

Hidrátate bien.

Aumentar la cantidad de agua que tomamos en los días posteriores a uno de los temidos excesos navideños. Especialmente si hemos tomado alcohol. El alcohol tiene una gran cantidad de Kcal, y debemos eliminarlo cuanto antes.

El agua tiene una gran importancia en los procesos digestivos. Por lo cual  juego un papel vital para que no nos sintamos tan hinchados el día siguiente a una comilona.  Además de la sensación de saciedad que nos causa.

Disfrutar las comidas, pero controlar cuanto comemos.

Uno de los problemas de las comidas familiares, reuniones con amigos y demás. Es que están organizadas en manera que comeremos aperitivos, entrantes, plato principal, postre, brindaremos, añadimos los tradicionales dulces navideños, quizá una copa en la sobremesa. Y poco a poco aumentamos y aumentamos las calorías que estamos consumiendo.

No decimos que no podamos y debamos disfrutar de las comidas en familia. Pero con moderación. Una buena idea para controlarnos es organizar la comida en nuestro plato, así sabremos exactamente lo que comemos y no nos perderemos entre todo lo que haya en la mesa, dado que el “picoteo” es una cosa muy extendida en este tipo de comidas.

Aprovecha la mayor ingesta caloríca para aumentar tus entrenamientos.

Gracias a la mayor ingesta calórica que te supondrán estos excesos navideños es un buen momento para compensarlos aumentando la intensidad de tus ejercicios.

Si entrenas fuerza, puedes aumentar el volumen e intensidad de tu rutina de ejercicios. Si por el contrario entrenas resistencia puedes aumentar la duración e intensidad de tus sesiones.

Es un momento para esforzarnos al máximo y darlo todo de nosotros mismos.

No abusar del alcohol.

El alcohol está presente en muchas de las cenas familiares, eventos y celebraciones propias de estas fechas. No debemos abusar de el puesto que son un montón de calorías vacías de las cuales nuestro organismo no obtiene nada de provecho.

Podéis disfrutar de una copa, pero con moderación y recordad que si tenéis que conducir ni una gota de alcohol.

Ir a la tienda online

No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones en nuestro blog.

También puedes seguirnos en Facebook.

O Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: