15 Sep

HIIT ¿Quemar más calorias en 4 minutos que en 1 hora?

HIIT

¿Que es el HIIT?

El entrenamiento interválico de alta intensidad o HIIT por sus siglas en inglés. Es un método de entrenamiento basado en intervalos de actividad intensa o muy intensa, combinados con otros intervalos de recuperación de más baja intensidad. Realizados en cortos periodos de tiempo. Es un método de entrenamiento en contraposición con el método de cardio tradicional, el cual se basa en una actividad de intensidad constante y larga duración.

Es un método que se ha puesto bastante de moda en los últimos años, ya que ha quedado demostrada su eficacia a la hora de mejorar la capacidad cardiorrespiratoria y muscular. Y por lo tanto produce un aumento del metabolismo basal y la reducción de grasa corporal acumulada.

Algunas de las modalidades deportivas más de moda actualmente como por ejemplo el crossfit o el spinning. Se basan en parte en este método de entrenamiento de alta intensidad.

Lo interesante, y por lo cual es un método de entrenamiento que ha aumentado en popularidad en los últimos años. Según algunos estudios como por ejemplo uno realizado en la Universidad de Laval en Quebec (Canadá) llevado a cabo por el Dr. Angelo Tremblay y sus colegas del Laboratorio de Ciencias de las Actividades Físicas mantiene que se pueden quemar nueve veces más calorías con un ejercicio de 4 minutos de alta intensidad que con uno convencional de 30-45 minutos de duración.

Y ahora es cuando os preguntaréis, ¿Como es esto posible?. Pues a continuación os lo explicamos.

¿Como funciona el HIIT?

Aunque a primera vista nos parezca imposible que podamos quemar más calorías con un entrenamiento de unos pocos minutos, comparado con un entrenamiento de más duración. Los estudios nos dicen que esto es posible, pero ¿cómo?. Pues bien, si tomamos como referencia simplemente el tiempo de realización del ejercicio la quema de calorías es superior en el entrenamiento de larga duración. Pero si nos fijamos en un periodo de tiempo más amplio, un periodo de 24 horas. El HIIT nos hará quemar más calorías por una sencilla razón, mientras que el entrenamiento de larga duración nos hace quemar calorías solo durante el entrenamiento. El HIIT nos mantiene quemando calorías mientras estamos en reposo después de haber terminado el entrenamiento.
Según el  College of Sports Medicine el gasto calórico en las dos horas después del ejercicio se eleva entre un 6% y un 15%.

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Colorado demuestra que se pueden llegar a quemar “hasta 200 calorías en solo dos minutos y medio de ejercicio de alta intensidad en un solo día, siempre y cuando se entremezclen periodos más largos de recuperación”. Los voluntarios de esta investigación realizaron 5 series de 30 segundos de duración en una bicicleta pedaleando a la máxima potencia con una gran resistencia, interrumpidas por periodos de recuperación de 4 minutos en los que pedalearon más lentamente con muy baja resistencia.

Swimmers
¿Yo puedo practicar el HIIT, que beneficios obtendré?

Prácticamente cualquiera puede practicar este método de entrenamiento de una forma u otra.  Deberemos empezar con sesiones de 20 minutos como máximo. Intercalando intervalos cortos de alta intensidad 20 o 30 segundos alternandolos con periodos de recuperación a baja intensidad. Podremos realizar unas 2 o 3 sesiones semanales con periodos de descanso entre las mismas de mínimo 48 horas. Según vayamos progresando con nuestro entrenamiento alargaremos nuestras sesiones, así como aumentaremos la duración de los intervalos de alta intensidad y reduciremos la duración de los de recuperación.

Podemos realizar este método de entrenamiento con deportes centrados en la resistencia cardiorespiratoria, tales   ejemplo: carrera, bicicleta, salto a la comba, etc. O con deportes más centrados en el trabajo muscular como el crossfit, tabata, insanity.

Los efectos beneficiosos a corto-medio plazo son, principalmente:

  1. Disminución de los niveles de LDL (colesterol “malo”).
  2. Aumento de los niveles de HDL (colesterol “bueno”).
  3. Disminución de la presión arterial.
  4. Aumento de la producción de insulina (beneficioso para enfermos diabéticos de tipo I).
  5. Mejora de la capacidad cardiorrespiratoria.
  6. Mantenimiento y/o leve incremento del porcentaje de masa muscular.
  7. Aumento de la producción de testosterona.
  8. Estimulación de la producción de hormona del crecimiento.
  9. Moderada disminución del porcentaje de grasa corporal.

Recuerda que si te interesa el HIIT puedes buscar más información acerca de ello, así como rutinas y ejercicios que puedes realizar.

No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones en nuestro blog.

También puedes seguirnos en Facebook.

O Twitter.

A %d blogueros les gusta esto: